Lo que se lleva no es ser más vasco, sino menos español. Elecciones vascas.


Pronto serán las elecciones vascas, en las que se elegirá al primer lehendari después del fin de la violencia. Estas elecciones están enmarcadas, además, en la mayor crisis que ha conocido España y Euskadi. Sin embargo, el debate generalista que se está presentando en los medios de comunicación masivos, no es otro que “Independencia ó no-independencia”.

Los cuatro partidos (o coaliciones) que más votados en las anteriores elecciones municipales, apenas están moviendo sus discursos de el que la sociedad vasca tenga más o menos capacidad política de decisión, mientras se olvida, una vez más, de los verdaderos problemas de la ciudadanía.

En esta línea, en Catalunya, donde han tenido que pedir un rescate al resto del estado español, han tardado muy poco tiempo en organizar una gran manifestación de Independencia, permitiendo, una vez más, que los problemas del ciudadano de a pié sean ignorados. CIU, partido derechoso de Cataluña, que regentan personajes como Duran i Lleida, intenta tapar las carencias que tienen de acabar con la crisis, con el poder que tienen, desde la perspectiva de su visión burguesa y explotadora de la auténtica clase noble, la obrera.

Artur Más, en vez de hacer reformas para poder asegurar el pan a su pueblo, no esta haciendo otra cosa que levantar la cortina de humo (que tán bien viene también a su “enemigo” político, el PP), cuando lo que debería hacer es acabar con los privilegios de la casta a la que realmente representa.

Aquí más o menos ocurre lo mismo, desde mi punto de vista. Existen cuatro partidos, o coaliciones, que representan una visión de la sociedad muy parecida a la que tenemos, y a la que está en crisis:  la sociedad capitalista de consumo. Estos partidos son el PP, el PSE, el PNV y BILDU. Y sí, digo BILDU, aunque no la mayoría de sus votantes, cuales desgraciadamente no les votarán por las medidas económicas que aplicarían, sino por ser la idea más radical de la antiespañolismo, por haber sido ilegalizados, defender a familiares presos fuera de euskadi (siempre que sigan perteneciendo a ETA, eso sí) y ser la opción más de moda.

Estos sujetos, que desgobiernan muchos municipios y la diputación de Gipuzkoa, se centran más en la defensa del antiespañolismo que en la defensa de la clase trabajadora, que es quien está sufriendo con esta crisis barra estafa a la que estamos siendo sometidos. No son más que gente, que responde a poderes particularmente oscuros y a tácticas antidemocráticas internas. Y no estoy hablando de ETA, sino que estoy hablando en su falta de democracia interna. ¿A nadie sorprende que la candidata a Lehendari no halla pasado por una elección interna?, ¿Quienes dominan el partido y quien domina el orden en las listas?. Tienen exactamente las mismas carencias democráticas que los viejos partidos que se reparten el poder octoanualmente en España. El que más se acerca a la línea del líder más se escala, y la línea es el antiespañolismo.

Además, hay que recordar que lo que importa, como bien me dijo una amiga hace unas fechas, y mucho más a esta coalición, no es ser más vasco, sino menos español. No vamos a oir propuestas que puedan hacer temblar a la CEOE o a Adegi, ni a macroempresarios neoliberales, de esos que obligan a remar a la clase trabajadora. Simplemente buscan un sitio donde sentarse y un buen sueldo, a base de agitar ikurriñas, apoyar a los presos (gracias a los que tienen un gran apoyo de sus familias, que vota más con el corazón que con la cabeza, y a quienes, en este caso, no hay nada que reprochar). Y si cuela la independencia, pues ya improvisaremos algo. Eso sí, hablar mucho de independencia, pero poco hacia el país real que sería, por que no les interesa abrir un debate ahí dentro.

La crisis vasca, no puede basar su superación a huir. España es un país enfermo, pero a comparación con debajo del Ebro, la única diferencia con Euskadi, es que la enfermedad está más avanzada. Esta enfermedad se llama capitalismo. Y tarde o temprano desarrollariamos esa enfermedad del mismo modo. Estamos infectados, aunque aún no se nos nota tanto. La solución, se basa en el cambio de nuestro sistema economíco, de reparto de la riqueza, de modelo productivo, y de proyecto real y definido, por que señores, el capitalismo, en realidad, es al auténtica anarquía.

Cuando nos llamen a las urnas, pensemos bien a quien vamos a votar, a los 4 partidos que agitan banderas para solucionar  la crisis, o al partido que agita las mentes hablando de proyecto económico, programa, repartición de la riqueza, vivienda y demás problemas reales de la gente de a pié. Por que el Ser Humano no se alimenta de banderas, se alimenta de comida, y es aquí este el debate que nos concierte. Osea, lo que viene a ser Izquierda Unida / Ezker Anitza, es el único partido de izquierdas que quiere cambiar realmente el sistema.

Además, en Bildu hay algo muy curioso, como dato. En sus liturgias, levantan el puño izquierdo, marcando que son socialistas, mientras que los comunistas levantan el derecho. Es un dato a tener en cuenta, si crees que la opción de Bildu es la que está más a la izquierda. http://4.bp.blogspot.com/-1J4zv2NGzWg/Tc1gOwkVRyI/AAAAAAAAAEE/t_4Tp2_cRO0/s1600/bildu-puno.jpg

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s